viernes, 11 de julio de 2008

Campo de trabajo...

Desde este domingo, 13 de julio hasta el día 28 de este mismo mes, no volvereis a saber nada de mi por estos inhóspitos parajes...y es que me voy a Gijón a un campo de trabajo donde daré apoyo escolar a niños inmigrantes y haré talleres de manualidades con ellos y jugaré y me lo pasaré genial....y no sólo por el hecho de estar haciendo lo que me gusta, es decir: ayudar a los demás, estar con niños y dar clases, también seré feliz por que voy a estar con muy buenos amigos compartiendo tamaña experiencia.

No se si esto os interesará mucho (que me da la sensación que no...xD) peero queda prometido, aunque sea para que mis queridas mongas sepan un poquito más de mi, que a mi regreso, resumiré toda la experiencia en este nuestro blog.

Y como no, a sólo dos días de largarme con viento fresco, empiezan los preparativos: recoger la habitación (lo que queda de ella tras empaquetar casi todo para la mudanza), limpiar el polvo, cambiar las sábanas de la cama, rellenar autorizaciones que posteriormente mi padre firmará, planchar, lavar la ropa, apuntar en un papelito que debo recordar hacerme un bocata para la cena...¡y algo insospechado!: ir con mi madre a comprar una maleta ya que tras años y años de viajes en solitario con una cutremochila que esta muy bien para hacer el camino de Santiago pero que es un engorro a la hora de viajar a cualquier sitio donde llevas algo mas de cosas...por fín mi madre reconoce con estas palabras que quizás y solo quizás si que la necesitara:

"Si Alba, puede que tengas razón y sea un coñazo estar buscando por el fondo de la mochila cada vez que quieras algo del fondo".

Así pues, ahora tengo una flamante maleta nueva de color rojo oscuro pero sin llegar a granate que espera su grandioso y esperado estreno próximamente en los mejores cines...

0 palabrejas:

Publicar un comentario