sábado, 10 de mayo de 2008


Si queridos amigos blogeantes, como cada viernes, las mongas Ashore, Haimat y yo seguimos la habitual rutina de encaminarnos hacía la calle la Rua para parar en nuestro kiosco predilecto: espacioso, lleno de gominolas, bolsas, pepinillos, cebolletas, helados, y hasta incluso tiene parte de la tienda dedicada a regalos. Tras tirarnos los debidos minutos escogiendo gominolas y demás nos dirigimos hacia el mostrador para pagar. Como yo (para variar) llevaba un arsenal de gominolas con el que puedes indigestar hasta a un oso, la mujer que me atendía me ofreció una bolsa y le dije que si.

Tras salir de tan genial kiosco nos dirigimos hacia Anaya ya que hacía un hermosote día y allí asentamos nuestras respectivas posaderas en nuestros respectivos sitios y empezamos a devorar mientras hablábamos seguramente de algún tema insustancial, o algún desvarío o alguna salidez nuestras queridas y preciadas posesiones adquiridas poco tiempo antes.

Cual fue mi sorpresa al ver en el fondo de la bolsa esta barrita de chocolate....CHOCOLATE GRATIS!!!! DIOS MIOOOOOOOOO

EL DIA PERFECTO!!!

De mi garganta y de la de mis camaradas solo puedo surgir una profunda carcajada que dejo paso a una gran gama de gemidos de placer tras repartirnos tan sustancioso trofeo.
He aquí mis manos sosteniéndolo en alto xD.

1 palabrejas:

Haîmat dijo...

Mmm dios y que rico estaba... Y era de los caros... Yo creo que nos lo dieron adrede por asiduas consumidoras

Publicar un comentario